ESPIRITUALIDAD

espiritualidad-eudesLa espiritualidad de San Juan Eudes (1601-1680) constituye la clave de nuestro espíritu misionero. Para Juan Eudes, nuestro principal deber, en cuanto cristianos bautizados, es el de formar a Jesús en nosotros: “la vida cristiana no es otra cosa que la continuación y la actuación de la vida de Jesús…” . Dios nos ama profundamente y nos enseña cómo vivir y servir. Ofrece a cada uno de nosotros su Corazón porque también nosotros podemos amar nuestro prójimo, a través de Él y ayudar aquellos que tienen mayor necesidad de su amor misericordioso.

Son estas las bases fundamentales de nuestra espiritualidad y por eso cada uno de nuestros actos no busca otra cosa que servir a Dios en los más necesitados de nuestro mundo, por esta razón, en concordancia con nuestras constituciones “convivimos en los lugares más pobres y abandonados sin olvidar que pobre es también quien está vacío de Dios y del Evangelio”.

Las siguientes líneas resumen de manera muy sintética nuestra espiritualidad:
Es una espiritualidad cristiana de encarnación: la formación de Jesús en nosotros. Jesús asume todo lo humano (visto desde el Evangelio de Lucas), se encarna totalmente en nuestras vidas, en nuestras miserias y grandezas, y les da nuevo sentido.

cuoriEs una espiritualidad totalizante: Jesús penetra y transforma todo lo humano: el día, el año, el mes, la semana, la historia de salvación de cada uno (según la enseñanza de Pablo). Nada escapa a su poder ni a su actitud misericordiosa de transformarlo todo en Él ( Estatutos No 9).

Es una espiritualidad cristiana integral: el ser (vida) y el actuar (reino) de Jesús es la realidad fundamental en la que tiene que insertarse el cristiano. Por todo esto es una espiritualidad totalmente cristocéntrica: Jesús lo es todo en todas las cosas y en todas las personas.

Es una espiritualidad profundamente mariana: la encarnación se realiza en María y a través de María. Por eso, María es tipo y figura de todo cristiano que quiera hacer vivir y reinar a Jesús(Estatutos No 25).

Es una espiritualidad pneumatológica: el Espíritu es el autor de la encarnación del Verbo en la historia pero también es el que forma a Jesús en nosotros.

Es una espiritualidad cristiana de misión: evangelizadora – formadora. No sólo hace vivir y reinar a Jesús en nosotros sino que pretende hacerlo vivir y reinar en los otros y en el corazón del mundo. La evangelización es “transformar desde dentro…” (E.N. 19) con dimensión totalizante y capaz de integrar fe y vida.

juan-eudes4

Es una espiritualidad cristiana plenamente eclesiológica: formar a Jesús en nosotros nos inserta en su cuerpo que es la Iglesia y nos compromete dentro de ella a continuar la vida de Jesús.


Es una espiritualidad cristiana bautismal:
 por medio del bautismo formamos una alianza con Dios que nos permite continuar la vida de Jesús en el mundo. El bautismo es la veta fecunda, de donde Juan Eudes, saca los elementos fundamentales de toda la vida cristiana.

Es una espiritualidad de misericordia: todo el compromiso del cristiano se concentra en la actitud amorosa, misericordiosa, frente al hermano en necesidad, actitud que adquiere plenamente sentido cuando nos comprometemos con la solución concreta de sus problemas (Estatutos No 9).

Compartir

Este artículo tiene 1 comentario

  1. Guillermo Reply

    Buenas tardes?
    Soy guillermo Fontalvo de la ciudad de medellin, he observado sobre su comunidad y me gustarìa que me respondan unas preguntas.
    1-¿ què necesito para ingresar con uds?
    2-¿ còmo es el proceso formativo y su duraciòn?
    3-¿ hay posibilidad en su comunidad de llegar al Sacerdocio?
    4- podrìan subir mas galerìas fotogràficas a este medio?
    de antemano muchas gracias por sus respuestas.

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *